#ENTREVISTA: ¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA CRISIS GRAVE EN EL AULA?

Como cabeza de la clase el profesor debe saber actuar ante cualquier emergencia o  crisis grave en el aula

 

Lamentablemente nunca sabemos cuándo van a pasar las cosas.  Los accidentes y los eventos más desafortunados pueden tener lugar en el momento menos esperado.  Y cuando uno está a cargo de un grupo de niños, debe tenerlo muy presente, puesto que tendrá que asumir el control ante cualquier eventualidad.  Por difícil o peligrosa que sea.  Es por ello que el profesor debería estar preparado para poder afrontar situaciones difíciles o alguna crisis grave en el aula.

 

Cada día en las noticias oímos hablar de acontecimientos graves que tienen lugar en los colegios, incluso con armas de fuego

 

Los atentados y masacres entre alumnos no sólo suceden en Estados Unidos.  Hace pocos días conocimos un caso en un colegio público en la provincia de Málaga.  Allí  se produjo un apuñalamiento entre niños haciéndose uso de unas tijeras.  La razón de las venganzas entre niños pueden ser múltiples, si bien en muchas ocasiones se producen como un acto de represalia frente a algún tipo de acoso escolar que podría haberse detectado.

 

Se especula si la discusión previa al apuñalamiento entre menores del instituto público de Campillos se puede enmarcar dentro de una relación de acoso escolar

 

La actuación durante los primeros momentos es clave

Lo que hagamos y cómo actuemos en los primeros momentos de una crisis grave en el aula serán determinantes, y podrán llegar a salvar vidas.  Hablamos de ello con  Vanessa Abrines, psicoterapeuta privada y docente en El Primer Minuto.  Se trata de un método pionero nacido en España y que combina la formación en primeros auxilios con la psicología necesaria para la gestión emocional de las situaciones graves.

 

Los niños asumen que la figura adulta de referencia es capaz de saber lo que está pasando y de lo que hay que hacer en ese momento (Vanessa Abrines)

 

¿Cómo actuar ante una crisis grave en el aula?  Sea de la naturaleza que sea médica, por agresión o incluso por amenaza de autolesiones, conviene que el profesor tenga los recursos de afrontamiento para gestionar cualquier tipo de situaciones.  Y estos, afortunadamente, se pueden aprender.

La psicóloga de El Primer Minuto nos explica cómo actuar en esta entrevista.
¿Qué puede hacer el profesor para mantener un poco la calma y ser capaz de gestionar la situación con los niños?

 

El profesor es un modelo siempre para los niños y a quien van a mirar para interpretar la situación. Los niños asumen que la figura adulta de referencia es capaz de saber lo que está pasando y de lo que hay que hacer en ese momento.

 

¿Cuáles son las pautas generales para explicarles al resto de niños lo que está pasando?

 

-Mantener siempre un tono de voz calmado para no alterar más a los niños

-Describirles lo que está pasando de forma sencilla y compresible para la edad que tienen

-Explicarles que son los adultos los que se van a encargar de resolver la situación, y que lo mejor es que deleguen en ellos.

-Si hay riesgo real en ese momento, darles instrucciones claras y sencillas de lo que hay que hacer. Por ejemplo, “meteos todos debajo de la mesa”.

En el aula también pueden surgir también emergencias médicas como atragantamientos o paradas cardiorrespiratorias.  El profesor tendrá que actuar con diligencia y calmar al resto de los niños.

 

En los días posteriores, ¿cómo debemos trabajar el tema con ellos para que lo superen?

 

Si ya ha sucedido, explicarles que cuando existe un conflicto, una de las maneras de resolverlo es elegir la violencia (hacia otros o hacia uno mismo), pero que existen otras alternativas que se pueden aprender. Que sepan, que cuando estamos muy enfadados, el primer impulso puede ser atacar, pero que si esperan un poco y deciden no actuar en ese momento, pasados unos minutos podemos pensar con más claridad y decidir otras opciones.

En suma, tendremos que ayudarlos a entender la diferencia entre tener ganas de hacer daño y el comportamiento de hacerlo. Los sentimientos no se pueden evitar, las conductas, sí.

 

¿Cómo se le debe hablar a un niño que amenaza con cometer un acto grave, como por ejemplo disparar o suicidarse?

 

-Siempre con un tono de voz calmado y hablando despacio.

-Acercarnos despacio hacia él.

-Hablarle de sus sentimientos en ese momento “Probablemente estás sintiendo mucha rabia o un vacío enorme y una ganas muy grandes de hacer/hacerte daño. Sé que sientes emociones muy fuertes en este momento…”

-Hablarle con respeto sin imponerle ni etiquetarle, para que no se sienta acorralado “me gustaría que me dejases hablar contigo, por favor, puedo ayudarte”. En vez de “¿que estás haciendo? ¿Estás loco?”

-Dejarle claro que él decide (si en ese momento está fuera de control), pero que con esas emociones tan intensas no es bueno tomar decisiones.

-Preguntarle si hay alguna persona a la que podamos llamar con la que quiera hablar y que le ayude.

(Fotos de El Primer Minuto y Pixabay)

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.