BULLYING RACISTA

Así se adquiere el racismo y se proyecta en los colegios a través del bullying racista

Ayer prácticamente la totalidad del planeta se volvió negro.  Corazones negros e imágenes posteadas sin color, en forma de cuadrado, iban acompañadas del mensaje #BlackoutTuesday y #BlackLivesMatter.  Como consecuencia del brutal abuso policial producido en Estados Unidos y que se cobró la vida del afroamericano George Floyd se produjo un movimiento global antirracista. Una reacción de gran magnitud con la que se pretende sensibilizar sobre el problema del racismo y del maltrato hacia los afroamericanos, fundamentalmente en Estados Unidos.  Sin embargo, el racismo no es patrimonio exclusivo de esa nación.  Cualquier país con abundancia de flujo migratorio como España alberga tasas de discriminación por cuestiones de raza.  El colegio es uno de los primeros escenarios de estas tendencias a través del bullying racista.

Black Lives Matter es un movimiento internacional de derechos humanos, originario de la comunidad afroamericana, que hace campaña contra la violencia y el racismo sistémico hacia los negros.  

Los niños pueden mostrarse racistas desde pequeños y trasladarlo al colegio practicando el acoso escolar racista

El rechazo a lo foráneo

Generalmente el temor adulto se relaciona con la supuesta delincuencia que los nuevos miembros de la comunidad puedan traer consigo, además de por la falta de deseo de compartir los recursos por los que se llevan años tributando.

«El racismo tiene su origen en el miedo a lo desconocido y a un miedo a la invasión de otras razas y culturas»

¿Por qué se produce el racismo en niños?

Los niños que manifiestan el bullying racista en el colegio suelen tener algún modelo parental o familiar que les ha inculcado estos sentimientos de intolerancia. En otros casos, el acoso escolar racista obedecerá simplemente a señalar la diferencia, como sucede con los niños homosexuales, impidiendo la integración de esos niños nuevos en el aula, sólo por ser de otra raza, etnia o cultura.

Como consecuencia de estos prejuicios raciales, dentro del aula puede producirse una discriminación en forma de rechazo o agresión hacia ciertos niños por parte de otros.

Será fundamental detectar el bullying mediante pruebas de evaluación de la convivencia escolar que detecten a los líderes que promueven los comportamientos de rechazo para que no sirvan de caldo de cultivo y propagación en el resto del aula.

¿Qué hacer desde el colegio?

La educación debe ser y es la mejor herramienta para abordar el tema del racismo y la discriminación.  Sólo mediante esta seremos capaces de construir sociedades inclusivas.  Por ello es muy importante abordar el tema desde casa, pero también desde la escuela.  Desde ella, y de la mano de sus profesores,  aprenderán conceptos como la igualdad, el respeto y la tolerancia, que les alejen de los estereotipos xenófobos que puedan llevarles al bullying racista.

Situaciones como las generadas a partir del acontecimiento de Mineápolis han de aprovecharse entre los docentes como una oportunidad educativa.  Es el momento de hablar de racismo, de comentar lo que ha sucedido, y de todas las repercusiones sociales que el racismo puede traer consigo.

Tras la muerte del afroestadounidense George Floyd ha habido otras y la sociedad americana ha quedado dividida entre los que opinan que las manifestaciones no están justificadas y prácticamente el resto del mundo.   Es hora del establecimiento de debate sobre la discriminación por racismo a cambio de la tolerancia por la diversidad.   Aunque sea de forma remota y a través de la educación a distancia a la que alumnos y profesores se ven sometidos en estos días a causa del Covid-19.

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

.