TRES CLAVES PARA IMPULSAR EL CAMBIO DE LA EDUCACIÓN: TECNOLOGÍA, METODOLOGÍA Y ESPACIO

Actiu presenta “El viaje de la educación”, un manual que analiza la transformación de los nuevos espacios de aprendizaje 

El sector educativo ha iniciado un proceso de transformación de su actividad, similar al abordado por las empresas. Los modelos tradicionales han quedado obsoletos con la irrupción de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de comunicación derivadas de ellas. Además, el mundo laboral empieza a solicitar, por encima del conocimiento, el pensamiento innovador, la capacidad de resolver problemas como valor primordial, y, por lo tanto, también la creatividad necesaria para producirlo. Para impulsar esta transformación, Actiu ha editado el documento El Viaje de la Educación. De la mano de un panel de expertos de primera línea, alumnos y casos de éxito, promueve un nuevo diálogo con el entorno en el diseño de espacios seguros que garanticen el aprendizaje dentro de la educación y ayuden a estimular la creatividad .

En el nuevo modelo, la educación y formación es híbrida, combinando lo mejor de la formación online con lo más  valioso de la presencial.

La interacción espacio-aprendizaje

La conexión entre el espacio y quienes lo habitan han empezado a definir los métodos educativos más innovadores. Atrás quedan las aulas rígidas, los espacios jerarquizados, la separación entre alumnos y profesores. También se eliminan las brechas  que delimitan la actividad docente y la empresarial, unificándolas en unos espacios de estudio y trabajo que coinciden en su flexibilidad y  capacidad de facilitar la creatividad, la colaboración, el conocimiento y la productividad. Cada contexto, cada objetivo pedagógico, cada metodología determinará la forma en que se organicen los nuevos entornos de aprendizaje.

Los espacios monofuncionales están dando paso a entornos multifuncionales, horizontales, integrados y flexibles. La organización del aula ya no es una cuestión estética, ni tan solo meramente práctica. La forma en la que se distribuye condiciona completamente el tipo de comunicación que se establece entre profesores y alumnos, entre los mismos estudiantes, y entre ellos y el aprendizaje.

Tecnología colaborativa

El manual aborda el papel de la tecnología como ese gran aliado y facilitador de los procesos de formación y transformación: conectividad, herramientas de video, pantallas interactivas, cloud… donde el Internet de las Cosas, IoT, permite un conocimiento profundo de la relación de los alumnos con el entorno, asegurando no sólo un proceso de aprendizaje activo sino también su salud y bienestar.

Una reflexión a la que también se incorpora Gaia by Actiu, la primera plataforma inteligente para espacios saludables y eficientes, que sensoriza el entorno para obtener datos de uso y de las condiciones del ambiente repercutiendo favorablemente en el bienestar de los usuarios.

Actualmente se sabe que la flexibilidad del mobiliario, tecnología y conectividad favorecen el intercambio de conocimiento y autonomía entre usuarios.


Modelos y espacios para una educación híbrida

La educación en la nueva normalidad se hace híbrida, combinando lo mejor de la formación online con lo más  valioso de la presencial, construyendo un modelo educativo más personalizado y dinámico que tiene en cuenta, además, otras habilidades y competencias para conseguir estudiantes más motivados y comprometidos con su propio aprendizaje y, por tanto, con mejores resultados académicos. En este contexto cada vez se valora más la formación profesional.

Los nuevos modelos educativos requieren establecer un nuevo diálogo con el entorno, construyendo espacios que acompañen a los procesos de cambio en la enseñanza mediante modelos más flexibles, experienciales, digitalizados y participativos para hacer frente a las necesidades actuales, así como nuevos escenarios que puedan llegar.

(Fotos de Actiu)

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

.