CONSECUENCIAS DEL BULLYING EN LA SALUD PSICOLÓGICA ADULTA

Además de arruinar la infancia del niño, existen consecuencias del bullying en la salud psicológica adulta

 

Cuando una persona es hostigada a lo largo de su infancia se produce en ella un hecho traumático que le deja huella para siempre.  También en la edad adulta. Sostenido en el tiempo, el acoso escolar tiene una alta repercusión en nuestra vida, y por ello es importante conocer que existen consecuencias del bullying en la salud psicológica adulta.

 

El proceso psicológico del maltrato en los niños

 

El acoso escolar o bullying no deja de ser una forma de maltrato que se impone entre iguales.  Pero no por suceder entre niños de la misma edad deja de revestir una enorme gravedad.  Tengamos en cuenta que los niños no tienen los recursos psicológicos ni la fortaleza suficiente para “encajar” los insultos, las burlas o el abuso físico, y la manera más habitual que tienen de hacerlo es generando sentimientos de menosprecio y minusvalía hacia su propia persona.  Sería algo así como:  “si me pasa, es que lo merezco”.  Es decir, el niño piensa que algo habrá hecho mal, o que será raro, en lugar de darse cuenta de que el acosador es el que ha generado esa situación.

 

Es fundamental que el profesor permanezca atento para reconocer el bullying en las escuelas

 

Estos pensamientos negativos reiterativos llevarán al niño a la falta de seguridad en sí mismo y al retraimiento social, hecho que le restará oportunidades no sólo de divertirse y jugar, sino también de relacionarse y aprender.  Y todo ello siempre acompañado de un poso de tristeza muchas veces acompañado de ideación suicida que, en el peor de los casos, puede llevar al niño a intentar quitarse la vida.

 

El niño víctima de acoso escolar va generando, pues, una serie de mecanismos psicológicos y comportamentales reactivos a su situación, y como forma de defensa ante las amenazas del ambiente.  Lo que sucede es que estos mecanismos se pueden interiorizar y generalizar posteriormente en la edad adulta, una vez “superada” la etapa del bullying.

 

 

 

Actualmente es posible detectar los casos activos de acoso escolar y los casos potenciales a través un sociograma escolar como BuddyTool, que se aplica en pocos minutos como un test sociométrico online tipo videojuego y de forma conjunta en el aula informática del colegio.  Obtén más información o adquiere el test del catálogo de TEA, aquí.

 

La huella del acoso en el adulto

 

Las consecuencias del bullying en la salud psicológica adulta son bien conocidas. Actualmente se sabe que ser acosado está muy vinculado a la ansiedad social, frecuentemente mantenida hasta edades muy superiores a la adolescencia.  Además, aumenta el riesgo de desarrollar trastornos de personalidad y conductas de abuso de sustancias en la edad adulta.

 

 

Las consecuencias del bullying en la salud psicológica adulta terminan afectando también, a medio y largo plazo, a las perspectivas laborales y las relaciones personales.

 

A nivel de seguridad en sí mismo, el adulto que ha sido víctima del acoso en su infancia ha generado un dispositivo que reacciona activándose ante el hostigamiento, y generando falta de autoestima y poca confianza en su propia valía.  Esta especie de interruptor se puede “encender” posteriormente en la vida cuando ese “niño adulto” se encuentre con alguien cuyo comportamiento le recuerde de alguna manera a aquellos que lo acosaban.  Este esquema se puede reproducir, por ejemplo, en el contexto del trabajo e incluso llegar a condicionar nuestra posición social.

 

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir

 

2 Replies to “CONSECUENCIAS DEL BULLYING EN LA SALUD PSICOLÓGICA ADULTA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.