INSTIGRAM, APP DE INSTITUTO EN POSITIVO

Instigram App se inspira en la popular Instagram pero sólo se usa en positivo

 

El valor del refuerzo positivo a través de la aprobación social es un fenómeno bien conocido dentro de las redes sociales. Es más, tener o no tener Likes reactivos a los post que compartimos constituye una intensa fuente de preocupación, hasta el punto de generar en muchos casos una auténtica obsesión. Inspirado en la popularidad de Instagram nace ahora Instigram App con el fin de redistribuir la aprobación social en el contexto de las aulas, y que cada uno de los alumnos se sienta valorado.  Con independencia de las otras redes sociales, en las que es habitual la práctica del ciberacoso.

 

Los Likes de las redes sociales son un poderoso instrumento de aprobación social que afecta mucho a sus destinatarios.  Cuando los reciben, se ponen contentos.  Sin embargo, la falta de estos o la aparición de mensajes negativos acerca de la foto o comentario posteado pueden ejercer un efecto devastador en esas mismas personas.  No debería ser así, pero es el resultado de vivir en la dictadura de los Likes.

 

En Instigram App proponen sustituir los followers por amigos, a través de preguntas sobre lo bueno de los compañeros de clase

 

Para combatir el peligroso mal de basar la autoestima en algo tan superficial

Instagram (y su hermana Facebook) ya está empezando a prohibir en algunos países la contabilidad del número de Likes.  Se trata de para impedir que los usuarios dejen de obsesionarse, aunque es una medida con grandes repercusiones económicas considerando que la publicidad de los influenzers precisamente se basa en el número de visitas, de Likes y de interacciones generadas.

 

Instigram App, el poder de la palabra

 

Contra la tiranía de los Likes, desde Instigram App apuestan por el poder de la palabra en positivo.  Este constituye un poderoso motor para estimular al individuo tanto en su aprendizaje  como en su desarrollo personal.  A través de su lema “Alguien del instituto cree que eres muy especial”, pretende incentivar a los alumnos a participar en la generosidad de las palabras positivas.  La idea es el intercambio de halagos, por el que los niños sabrán qué cosas buenas piensan de él sus compañeros, además de compartir las cualidades positivas que ve en los demás.

Con Instigram App se sustituye el falso postureo de las redes sociales por halagos hacia compañeros de clase

 

Una App educativa pensada para los colegios

Desde Instigram App dirigen su mensaje a las escuelas,  a quienes invitan a probarla.  Funciona a modo de juego, con avatares, niveles y recompensas.  Como otros videojuegos, cuenta con un sistema de incentivos que animan a adquirir su propia moneda a través de gemas.  Con ellas se podrá subir de nivel o acceder a concursos y premios.

 

El papel del refuerzo positivo, o lo que es lo mismo, centrarse en señalar las buenas cualidades en lugar de castigar las malas, es el método más efectivo para lograr tanto el aprendizaje como el bienestar emocional de los niños.

BuddyTool ofrece una fórmula pionera realizando un test sociométrico a través de un test online en forma de videojuego.

Los halagos, por oposición a los insultos y vejaciones que se producen en los episodios de acoso escolar, son un impulsor del aprendizaje y felicidad del niño.  Por eso es importante evitar todo tipo de violencia en la escuela, detectándolo a tiempo a través de algún test de bullying.

 

El poder de las emociones en la educación

Actualmente se sabe, gracias a la neuroeducación, que el aprendizaje está muy vinculado a la generación de emociones positivas. En la medida en que estas se generen, se facilitará el aprendizaje.  Por el contrario, los sentimientos de tristeza, ansiedad o falta de autoestima, repercutirán muy negativamente.  Esto será especialmente acusado si hay algún tipo de hostigamiento o acoso escolar hacia el niño, que puede llegar a bloquearse a través del conocido como secuestro emocional.

 

Más información sobre Instigram App aquí.

 

¿Te ha gustado este artículo?  Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.