POR QUÉ FOMENTAR LA COMUNICACIÓN ENTRE EL COLEGIO Y LOS PADRES EN CASO DE BULLYING

 

La comunicación entre el colegio y los padres en caso de bullying será esencial para poder intervenir

 

 

El bullying es un problema social mayor que exige, en primer lugar, la conciencia dentro del colegio.  Esta conciencia, según parece, muchas veces se tiene, pero no se actúa.  Por este motivo es deber de los padres velar por los intereses de sus hijos, y reportar los casos de acoso escolar ante cualquier ápice de sospecha.  Parece sensato fomentar desde el principio de curso un diálogo abierto con el tutor para favorecer la mejor comunicación entre el colegio y los padres en caso de bullying.

 

A los colegios no les convienen los escándalos sobre acoso escolar y por eso habitualmente procuran silenciarlos y resolverlos con sus propios medios, con el problema de que a veces no cuentan con los recursos profesionales con los que hacerlos frente.

 

 

Erradicar el bulllying pasa por el acto de responsabilidad del profesor, quien en muchos casos desconoce la situación, pero en otros trata de ocultarla, a veces presionado por la dirección del centro.  Maestros y educadores deben atender a las señales y mantener una fluidez de comunicación entre el colegio y los padres en caso de bullying

 

¿Por qué los colegios a veces no hacen nada?

 

Ante la amenaza de casos de bullying en un centro escolar pueden surgir los mecanismos de negación propios de la condición humana cuando aparecen los problemas.  El cerrar los ojos a los problemas o el pensar que si no se ven no existen es un mecanismo habitual de defensa en todas las personas.  En el caso de los colegios, con la negación del problema se deja de percibir una amenaza que podría repercutir en la reputación del centro escolar.

 

El miedo a los casos de acoso escolar hace que casi todos los colegios tengan ya algún tipo de test colectivo para detectar el bullying en el aula.

 

El interés por erradicar el bullying es común en padres y profesores

 

Así y todo, la tendencia actual de los colegios es tener protocolos tanto de identificación del bullying como de intervención sobre él.  En este sentido, los profesores serán los primeros que tendrán que lidiar con las dos fuentes de conflicto correspondientes a las dos partes del problema:  las del niño acosado y las del niño acosador.  Por ello son los primeros interesados en contar con ayuda técnica y profesional para gestionar un asunto que cuenta con un complejo entramado de variables sociales tanto en su génesis como en su mantenimiento.

BuddyTool es un test sociométrico que se aplica en el aula informática en formato de videojuego y en pocos minutos detecta las afinidades y rechazos sociales existentes entre los niños de ese grupo a través de lo que se conoce como sociograma.

 

Cómo actuar en casa

 

Los padres, al igual que los profesores, no deben quedarse de brazos cruzados y deben actuar si observan que su hijo está siendo sometido a acoso escolar.   En primer lugar será importante que los padres contacten con el colegio sin considerarlo el enemigo y partiendo de la idea de formar un frente común.  Dentro de este frente, tendrá especial relevancia el profesor o tutor del niño.

Cuando se quiere realizar una denuncia, la comunicación entre el colegio y los padres en caso de bullying ha de hacerse de manera formal.  Como padre, será conveniente hacerlo por escrito dirigiéndose a la dirección del colegio, en paralelo a cualquier reunión con el tutor.

 

Cómo puede actuar el profesor

 

Por su parte, a los profesores también les conviene que sus acciones para combatir el acoso escolar queden registradas a través de algún tipo de escrito:

 

– Elabora un informe que recoja todos los hechos

Reúnete con los padres de ambas partes y consigue testigos de los hechos.

Acuerda medidas concretas con la dirección del colegio y haz un seguimiento.

 

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.