TIPS PARA EDUCADORES: CÓMO ABOGAR EN LA PREVENCIÓN DEL ACOSO ESCOLAR

El profesor puede tratar de implementar un cambio duradero que le permita abogar en la prevención del acoso escolar en las aulas.

 

El profesor o tutor puede ser una figura muy relevante a la hora de abogar en la prevención del acoso escolar en la escuela.  Al fin y al cabo, ¿quién mejor que él para hacerlo?  Conoce a los estudiantes, sus dinámicas sociales y de trabajo, así como el origen y principal fuente de preocupación de sus alumnos.  Esto le convierte en una autoridad para tomar la iniciativa a la hora de gestionar un cambio duradero en las políticas del colegio respecto al acoso escolar en las aulas.

 

El profesor puede ser una figura clave en la lucha contra el acoso escolar, aunque tendrá que asumir un papel activo y gestionar los cambios con la dirección y buscando apoyos en los padres.

 

Las trabas del profesor para dar la clase

Todos sabemos que el principal trabajo del profesor es el de enseñar.  Pero en el camino hasta conseguirlo, podrá ir tropezando con algunas dificultades. Estas, muchas veces no son relativas ni al programa académico ni a la forma en que se imparten las clases. Hablamos de las dinámicas sociales que suceden en el aula como resultado del establecimiento de conexiones naturales que surgen entre los miembros que la componen.

 

Entre los niños nacerán de forma natural lazos de amistad o, por el contrario, rechazos sociales, que pueden interferir con el transcurso de la clase

 

Cuando las relaciones entre los niños son positivas se favorece el aprendizaje, ya que existe un clima favorable que contribuye a una eficacia colectiva a la hora de abordar tareas.  Sin embargo, cuando estas relaciones son negativas, interfieren negativamente.  Enlentecen el aprendizaje al desviar la atención de la materia didáctica hacia asuntos desagradables que bloqueen el fluir de la clase.

 

Además de los niños, el profesor también se ve afectado cuando hay acoso escolar, ya que le obliga a desviar su atención del programa lectivo para resolver estos problemas de naturaleza social.

 

¿Cuáles son las posibilidades reales del maestro y educador?

Es verdad que las iniciativas del maestro se ven condicionadas por la aprobación de la directiva escolar, por un lado.  Y por otro, a veces algunos padres no ayudan, sino que tienden a negar la evidencia de algunos comportamientos de sus hijos.  Esto les puede hacer sentir atados de pies y  manos en algunas ocasiones.  Pero no todo está perdido.  Así y todo, hay varias cosas con las que pueden abogar en la prevención del acoso escolar.

 

El profesor deberá mostrarse inconformista ante la pasividad ante los casos de acoso escolar.  Tanto frente a los padres como frente a la dirección del colegio.

Consejos para conseguir cambios reales con los que prevenir el bullying

-Lo primero es generar la necesidad, en este caso de implementar algún tipo de programa integral con el que combatir el acoso.

 

-Esta necesidad se hará evidente en la medida en que salgan a la luz los casos.  Por eso es importante que el profesor denuncie y documente todos los casos de acoso escolar.

 

-Procura ganarte el apoyo de los padres, comenzando por el de los niños que estén teniendo algún tipo de problema de acoso escolar o de integración social en el aula.

 

Reúnete con la administración, mostrándote firme en tu deseo de cambiar los esquemas tradicionales a favor de un sistema que funcione.

 

Además de la observación, solicita la aplicación de un test sociométrico con el que evaluar los lazos sociales, detectando el bullying y el riesgo de exclusión

 

-Genera un cambio en los sistemas de evaluación del bullying. Si tienes la oportunidad de opinar, apuesta por aplicar algún test de acoso escolar con una base científica que demuestre altos niveles de fiabilidad y validez, como es el sociograma.

 

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, por favor, ayúdanos a compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.